Chat with us, powered by LiveChat

Cambiar Contraseña

Tus resultados de búsqueda

¿Cuáles son las diferencias legales entre alquiler de temporada y alquiler turístico?

Publicado en 12 abril, 2018 por Elena

El notable crecimiento del turismo en España ha situado este año al país en la segunda posición del ranking turístico mundial con 82 millones de visitantes durante 2017. Este aumento de entradas al territorio español denota cada vez más las polémicas sobre los reglamentos de arrendamiento turístico, y es que en el estado español existen hasta 17 normativas-una por cada comunidad autónoma a parte de Ceuta y Melilla- que regulan los arrendamientos vacacionales.

Aun con todo, estos cambios en la regulación y la legislación solamente afectan a los pisos alquilados en régimen de arrendamientos turísticos. Una ordenación totalmente diferente a la que regula los arrendamientos urbanos (LAU), con la que trabajamos desde Homyspace.

Sabemos que sois muchos los propietarios que no queréis alquilar vuestra vivienda de modo tradicional con contratos de 1 a 3 años de duración de media y optáis por la modalidad vacacional por diferentes motivos: necesitáis vivir en esos pisos algunas temporadas, queréis venderlo dentro de poco tiempo, queréis aumentar la rentabilidad…

La ausencia de una norma estatal de este tipo conlleva a la sucesión de una serie de dificultades que afectan a los propietarios de inmuebles en diferentes zonas del país. A estos inconvenientes se suman las restricciones, cada vez más comunes, en  ciudades con mucho tráfico vacacional como Madrid, Barcelona, Valencia o Mallorca. Además, en todos los casos se exige la entrega de una declaración responsable para inscribirse en el registro de turismo de cada comunidad.

Algunos de los requisitos en la Comunidad de Madrid incluyen publicar el número de referencia del Registro de Turismo en toda forma de publicidad del inmueble. En el caso de Baleares, las sanciones por incumplir los requerimientos mínimos en las viviendas oscilan entre 40.000 y 400.000 euros, además a partir de 2018 se incluyen limitaciones de días para arrendamiento vacacional dependiendo de la zona.

En Cataluña, la legislación obliga a los propietarios a cobrar a los inquilinos el Impuesto sobre las estancias en establecimientos turísticos, que puede llegar hasta los 2,25 euros por persona y día depende del establecimiento y su localización en Barcelona o en otro municipio.

Los ayuntamientos de la Comunidad Valenciana son los encargados de regular las licencias de actividad, planeamiento urbanístico y también atienden las quejas de vecinos cuando se dan casos de comportamiento poco cívico por parte de turistas.

Toda esta serie de normativas empujan cada vez más a los titulares a arrendar sus propiedades durante periodos más largos. De esta forma,  sus arrendamientos vienen regulados por la Ley de Arrendamiento Urbano (LAU). La LAU ampara aquellos alquileres sobre una edificación habitable cuyo destino primordial sea satisfacer la necesidad permanente de vivienda del arrendatario.

Pero, si las limitaciones al alquiler vacacional se aprueban, ¿qué alternativas tiene un propietario para alquilar su piso el resto de año? En Homyspace trabajamos con empresas de diferentes sectores que necesitan desplazar trabajadores de forma temporal a otras ciudades para realizar tareas concretas.

¡Te animamos a que entres a nuestra web y pruebes de forma gratuita nuestra plataforma de alquiler temporal de pisos!

Contestar

Has olvidado indicar tu dirección de correo electrónico